El capital mínimo requerido para constituir una sociedad por la legislación española dependerá del tipo de sociedad que queramos constituir. A continuación, nos centraremos en los dos tipos de empresas más comunes, las sociedades de responsabilidad limitada y las sociedades anónimas.

La Sociedad de Responsabilidad Limitada, comúnmente conocida como “Sociedad Limitada”, requiere de un capital mínimo de 3.000 euros, no existiendo capital máximo.

No obstante, es posible que en el momento de otorgamiento de la escritura pública de constitución el capital social no alcance los 3.000 euros. En este caso, la sociedad se someterá a un régimen particular, conocido como “sociedad en régimen de formación sucesiva”. Una vez alcanzado el capital mínimo pasará a denominarse Sociedad de Responsabilidad Limitada.

Asimismo, hay que tener en cuenta que la legislación española no requiere estrictamente que el capital mínimo sea suscrito mediante una aportación dineraria, pudiendo realizarse a través de una aportación no dineraria, es decir, mediante la aportación de bienes o derechos susceptibles de valoración económica. Así las cosas, podremos aportar en la constitución dos ordenadores portátiles, siempre que la valoración de ambos alcance los 3.000 €, pero no podríamos aportar el trabajo o servicio que desarrollará uno de los socios.

Por otro lado, nos encontramos con la Sociedad Anónima, que requiere de un capital mínimo de 60.000 €, no existiendo un capital máximo.

Este capital mínimo, deberá estar desembolsado al menos en un 25% sin que esta situación lleve a que la sociedad se someta a un régimen particular, como sucede en las Sociedades de Responsabilidad Limitada.

En caso de haber desembolsado solo una parte, el accionista deberá aportar a la sociedad el capital pendiente, conocido como “dividendos pasivos”, en el plazo y en la forma establecida en los estatutos sociales.

De igual forma que para las sociedades de responsabilidad limitada, la aportación al capital social puede realizarse mediante aportaciones no dinerarias, pero para el caso de las Sociedades Anónimas será necesaria la elaboración de un informe de valore la aportación realizada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies